El Puerto de Vigo quería un libro fotográfico que plasmara sus más de 100 años de historia manteniendo un estilo moderno e innovador.

La belleza propia de las imágenes se vio reforzada por una maquetación rompedora y dinámica. Un trabajo tipográfico contemporáneo y elegante, fue el complemento para alcanzar el objetivo de una de las instituciones más importantes de Vigo.